"Yo no te olvido, habitas en un lugar donde nadie puede tocarte, donde nadie sabe que existes, donde nadie puede herirte, ni yo con mi olvido, ni tú con tu ausencia"

La persona inmadura

La persona inmadura no sabe amar. Y tampoco sabe lo que quiere en la vida. Un día te ama y al otro te odia.
Te insulta, te agrede. Luego se arrepiente, pide perdón, promete cambiar, te enamora, tú te ilusionas... y te vuelve a lastimar. Alguien así nunca te hará feliz y siempre te hará sufrir.

No hay comentarios.: