Fuego en el DF

Noqueado
por tus formas de mirarme
de reojo.
Aprendí a encajar las hostias,
aprendí que unos ojos llenos,
dicen más que un corazón vacío.

En jaque por tu falda corta,
acaba con todos mis reyes
que este peón se deja
mandar al infierno
por verte bailar
cada noche en mi tablero.

Dirige tus misiles
contra mi armadura,
pues no soy tan caballero
si me pones por delante
tu boca
y tu maldita dulzura.

Tanto hablan de Semana Santa
y nunca te han visto a ti,
proclamándote mi diosa egipcia
cada vez que me cabalgas.

Cruzo el charco
que hay entre tu piel y la mía,
y me vuelvo tiburón
si te tengo delante
porque no conozco mejor forma
de llenarme la boca
que no sea mordiéndote.

También es amor
decir ‘te quiero’
jadeándolo en tu oído.

Renací de las cenizas,
como Alí en aquella con Foreman,
solamente por volver
a arder en tu hoguera.

No me pierdo ni un capítulo
de tu serie de arañazos
en prime time sobre mi espalda,
soy tu fan número uno
entre tanto imbécil
con cara de tipo duro.

Ya ha amanecido en el DF,
tú llevas mi camisa puesta
y ríes a carcajadas
porque es el primer día,
después de muchos,
en el que no te apetece
salir huyendo de la cama,
porque sabes que afuera
ya nada vale la pena
porque todo lo que tú y yo
entendemos por fuego,

ahora arde debajo estas sábanas.

Que te den

Será tarde,
cuando pretendas volver aquí,
ya será tarde.

No voy a esperarte
porque me has demostrado
que para ti era más importante
ser un minuto con cualquiera
antes que una vida conmigo.
No voy a esperarte porque
no tiene sentido quedarme
tanto tiempo bajo la lluvia, mojándome
por una persona que no merece
ni un rayo de sol junto a mí.

Ninguno,
ninguno de todos aquellos
iba a ser capaz de llenar esa parte de ti
que tanto odias,
ninguno va a entender tu miedo
a quedarte sola,
ninguno se aprenderá de memoria
cada paso que das,
y por eso no voy a esperarte
porque no te diste cuenta
de que lo que tenías en casa
te iba a valer para construir palacios.

No voy a esperarte,
pues tú te fuiste cuando
a mí lo que me hacía falta,
era que te quedaras.

Tú, más que ninguna otra,
me ha enseñado que más me vale
quererme a yo,
antes que esperar a que lo haga alguien,
y por eso no voy a esperarte
porque ya no te quiero,
porque ya no daría lo mejor de mí
por ti.

No puedo quedarme anclado en una persona
que creí mar
y resultó ser desierto.

No voy a esperarte,
ya ves,
esta soledad mía da mucho juego,
y contigo,
ya no voy a ganar ninguna partida.
No voy a esperarte,
pues si no estuviste cuando lo necesitaba,
no mereces estar a mi lado
ahora que todo va bien.

No voy a esperarte,
ya me he ido.
Te he dejado tus cosas
en la puerta de casa.
Por fuera.
En una bolsa negra.
No pases por ellas.
Que te den.

Libre

Puta,
si les dices que no.
Zorra,
si no follas con ellos.
Guarra,
si haces lo que te sale del coño.
Cerda,
cuando enseñas demasiado en esa foto.
Calientapollas,
cuando les paras los pies.
Golfa,
cuando sales demasiado.
Estrecha,
cuando no hay hueco para ellos.

Te han insultado,
te insultan,
y –tristemente-, te volverán a insultar.
Pero, ¿sabes una cosa?
Lo hacen
porque tienen miedo

a tu libertad.

Yo para mi

Si te has ido,
nunca vuelvas.

Estoy dispuesto a correrme
en el riesgo de quedarme solo,
porque no acepto ninguna mala compañía
excepto la mía.

Todo lo que ahora son ruinas,
un día fueron flores.
Y con eso es con lo que me voy a quedar:
con que yo las regué,
mientras que tú intentabas
ahogarlas.

Hoy me duele todo aquello
que un día pensé que estaba muerto,
pero créeme, mañana, cuando me despierte,
voy a empezar a quererme
más de lo que tú lo hiciste
y esa,
es la mejor lección que puedo darte.

Te lo entregué todo
porque no sé amar de otra forma.
Gilipollas.

Pero lo mejor de mí
sigo siendo yo.
Que te quede claro.
A estas alturas de la película
no voy a arrepentirme
de todo lo que hice por ti
y lo que dejé de hacer por mí
porque me he demostrado
que yo solo
voy a poder con cualquier cosa
que me venga

Tú me encerraste en tu jaula
sin ser consciente de
lo que estaba dispuesto a pelear
por mi libertad.
Y esta es la mejor forma
que tengo para decirte:
ya no me haces falta,

que te jodan.

#ConTalDeVerteVolar Patricia

PatriC.I.A,
porque cada vez que pronuncio tu nombre
es para salir de peligro.
Puedo Patricia
porque quiero Patricia.
Besos en formato Patricia,
es decir, inolvidables.
Ser patricia
significa ser valiente.
Estar patricia
es estar erguido
a pesar de las hostias.
Cualquier mujer patricia
con algo de Patricia
para que los niños empiecen
a ser más fuertes que los mayores.
Patricia profesora,
abogada en el turno de oficio,
cajera en mi cervecería favorita,
modelo de modelos.
Todo es Patricia
porque en Patricia está la Revolución
de las flores
y la primavera.
Patricia pidiendo un piti
en la puerta del Penta,
Patricia en una terracita en La Latina,
un domingo de sol,
Patricia mandando a la mierda
su trabajo
porque ha decidido que quiere
dedicar su vida
a reír a carcajadas.
Homenajes a Patricia
por el día de la poesía,
porque ella es eso,
los versos que dejo a deber
cada vez que le escribo a otra.
Antes de Patricia
no hubo nada
que mereciera la pena,
lo sé porque estuve ahí,
buscando motivos
para empezar a creer que el amor
es lo que nos mueve,
pero no encontré nada
hasta que esta Patricia que escribo
dio conmigo y me dijo:
chavalote, estoy aquí,
y vengo a poner tu vida patas arriba.

Candela

Anoche soñé contigo.
Nos reencontramos
después de tantos años. 
Fue bonito,
yo que sé.
Llevaba varias semanas
con tu nombre escrito en mi libreta,
sin atreverme a volver a los tiempos
en los cuales fuiste todos mis poemas.
Tenía miedo,
yo que sé.
Ya conoces la película.
Un día, te dije:
'a ti siempre voy a escribirte,
porque el asesino es adicto
al lugar del crimen,
y por eso siempre vuelve'.
A veces cuesta, claro,
aún hay recuerdos por todas partes.
¿Cómo están tus pecas?
¿Cómo se cuida tu lunar?
¿Te acuerdas?
Aquí todo va bien.
He estado varias veces por tu ciudad,
¿qué ironía, no?
Hablarle sobre tus caderas a la Alameda
cuando te ha visto bailar
tantas y tantas veces.
Te he esperado en cada recital,
ya lo sabes.
Esa es la razón por la cual
siempre guardo una silla vacía.
Si he publicado el libro
es porque mi plan no fue que volvieras
sino que no nos olvidaras nunca.
Las cosas están funcionando, ¿sabes?
Aunque lo hagan de una manera
que tú siempre has odiado.
Ahora tengo muchos ojos sobre mí,
y no es que fuera algo que yo haya querido,
es que les ha pasado lo mismo
que me pasó a mí,
cuando te vi la primera vez:
se han vuelto locos.
Tú, que siempre fuiste asesina de una sola boca
ahora estás acabando con un país entero.
Yo te debo algo:
todo lo que tengo.
Tengo que volver a recordarte de vez en cuando
porque es la única manera que hay
para sentirme vivo.
Ahora soy un hombre,
aunque el niño nunca va morirse.
Probablemente, si no nos conociéramos
seríamos aquello que hemos estado esperando
toda la vida.
Pero las cosas no son así,
ya sabes:
yo, un loco soñador,
tú, una cuerda hundida en la tierra.
Yo que sé,
tal vez, una cerveza, algún día,
después de tantos años,
porque tenemos mucho que celebrar.
Escribe cuando quieras,
cuando no tengas nada que perder,
¿vale?

Alguien

Alguien que haga que explotes,
que te transmita la seguridad de que va a volver a juntar
todos tus fragmentos.

Alguien que comparta sus sueños contigo,
alguien cuyo único propósito es hacerte reír,
alguien que se deje su piel por tener la tuya,
alguien en quien cobijarte
en los días que solamente son eso: días.

Alguien con ganas de empezar de cero
y sin miedo,
porque sabe que cualquier cosa que venga,
va a merecer la pena,
alguien a quien dar la mano
porque no te la va soltar,
alguien que confíe en ti
cuando ni tú mismo crees que puedes,
alguien junto a quien sentir
todo lo que nunca antes has sentido.

Alguien que te diga que 'sí',
alguien que te diga 'vamos',
alguien que no se lo piense,
que vuestra voz sea la que más se oiga
en cualquier concierto,
que acabéis en los baños
en los probadores
o encima de la lavadora,
que os llenéis las bocas
cada vez que os besáis.

Alguien que te toque
como Sabina a su guitarra,
alguien que te recite
como Benedetti a sus poemas,
que sea tu mes de Abril,
tu verano inolvidable,
alguien que te busque
cuando estás perdido,
alguien que se encuentre en ti.

Que llegue alguien
y reviente toda esta puta soledad,
que llegue alguien después de tanto invierno.
Sé que pido mucho,
pero es que
aquí ya ha habido mucho dolor,
y yo ya no estoy dispuesto
a compartir lo mejor de mí
con cualquiera.

Mi Perfil

Julio Carreto:

Ingeniero Civil, Maestría en Administración con especialidad en Comercialización Estratégica.
Diplomado en Mercadotecnia, Diplomado en Administración de Ventas.
Consultor Especialista en Planeación de Negocios, Planeación Estratégica y Comercialización Estratégica.
Catedrático de Maestría, Diplomado y Licenciatura

Mail to: carreto.julio@gmail.com

Ver todo mi perfil

Advertencia

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartir los gustos y las preferencias de su autor, con personas afines.