"Yo no te olvido, habitas en un lugar donde nadie puede tocarte, donde nadie sabe que existes, donde nadie puede herirte, ni yo con mi olvido, ni tú con tu ausencia"

Hoy Dios vino a visitarme

Hoy Dios llegó a visitarme, 
y entró por todos mis poros; 
cesaron dudas y lloros, 
y fue fácil entregarme, 
pues con solo anonadarme
en la exaltación que tuve,
mi pensamiento detuve,
y al fin conseguí volar...
¡Sin moverme, sin pensar, 
un instante a Dios retuve!

No hay comentarios.: