"Yo no te olvido, habitas en un lugar donde nadie puede tocarte, donde nadie sabe que existes, donde nadie puede herirte, ni yo con mi olvido, ni tú con tu ausencia"

Quédate

Quédate,
que no se desperdicie
una gota de tu nectar,
reverdece con tu savia
esta árida soledad


Y al marcharte,
llévate las promesas bajo la ropa
para que puedas tocarlas
si me piensas
y ve sin remordimiento,
que no importa el camino que elijas
voy a estar esperándote al final.

No hay comentarios.: