...

...

...

...
No te preocupes amor lo que es verdadero nunca termina, nunca.

El Caballero sueña...

Al Caballero lo visitaban todos los seres del bosque, pero ningún ser humano, pues solo una mujer enamorada y correspondida por él, podría cruzar el puente de piedra que era la entrada al Bosque Encantado, sin ser afectada por la maldición que había en el acceso. 

De los visitantes tres sobresalían, Corcel su noble caballo que no solo sobrevivió a las últimas aventuras del caballero sino al caballero mismo, Entusiasmo el joven dragón domesticado por este, que escapaba volando del palacio para visitarlo cuando el frágil sueño de la Princesa la alcanzaba y regresaba antes de que ella despertara, pues la acompañaba, cuidaba y protegía porque así era su misión y disfrutaba hacerlo, aunque a veces tenía que hacerlo a costa de ella misma, pues su necedad, la de la princesa, era de sobra conocida. El tercer ser era alguien relativamente nuevo en la vida del caballero, el Hada Azul.

El Hada Azul conoció al Caballero mientras él explicaba a los aldeanos como obtener mayores ganancias en sus tiendas, él no reparó en ella a pesar de su belleza, pues no tenía ojos más que para su amada princesa, sin embargo el hada alcanzó a notar la tristeza en los ojos del caballero aun cuando él sonreía, ella había tenido una historia trágica que la había vuelto muy sensible para descubrir los sentimientos de las personas, era uno de sus dones.

Posteriormente volvió a coincidir con el noble caballero y poco a poco los unió una profunda amistad cimentada en el cariño mutuo, amistad que los llevó a compartir sus secretos y a comprenderse mejor, le dolió mucho la muerte del caballero pues este le había contado que tenía ese presentimiento y ella no pudo hacer nada para evitarlo.


Desde entonces ella visitaba la cripta para adornarla con flores y llenar de alegría y de las canciones que le gustaban al él cuando estaba en vida, veía que todo estuviera en orden y coordinaba las visitas de los seres del bosque hasta ese lugar, que a veces hacían largas filas.

Una noche de luna llena el Hada Azul hizo un descubrimiento... el Caballero soñaba. Lo hacía en las noches de luna llena, al principio no podía distinguir los sueños, pero esa noche todo fue más claro.

No eran necesarias las palabras para que supiera el contenido de sus sueños, el amor no necesita palabras, va más allá del tiempo, la distancia y en este caso… de la muerte. Él se comunicaba con el infinito amor que salía de su pecho en forma de la más bella rosa, así ella podía ver el sueño del Caballero que con su amor alimentaba su hermosa flor y comunicaba sus ilusiones.

En esta ocasión él bailaba con “Ángel”, como cariñosamente llamaba el caballero a su princesa, esta en un hermoso vestido rojo y el sin armadura en ropaje de gala, a la luz de la luna, mientras le cantaba al oído la canción que simbolizaba el amor que sentía por ella, quien cerraba sus ojos para sentir más el canto del caballero, a lo lejos se oía el sonido del mar y el lugar estaba iluminado por la luna llena. El ambiente era mágico y rodeado de amor. El rostro del caballero parecía sonreír.

En adelante el Hada Azul estará pendiente de cada luna llena para conocer el sueño del caballero, porque sabe que en esos momentos no hay ser más feliz sobre el universo que él, al lado de la única protagonista de sus sueños; Ángel. 

Al terminar la canción, Ángel sin dejar de bailar, amorosamente susurró al oído del campeador; “Tu y yo somos uno”.

Abrazados girando en suave ritmo, ya sin música más que la del corazón, más unidos que nunca continuó el sueño del caballero enamorado, hasta que los primeros rayos del amanecer entraron por la ventana.

No hay comentarios.:

Mi Perfil

Julio Carreto:

Ingeniero Civil, Maestría en Administración con especialidad en Comercialización Estratégica.
Diplomado en Mercadotecnia, Diplomado en Administración de Ventas.
Consultor Especialista en Planeación de Negocios, Planeación Estratégica y Comercialización Estratégica.
Catedrático de Maestría, Diplomado y Licenciatura

Mail to: carreto.julio@gmail.com

Ver todo mi perfil

Advertencia

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartir los gustos y las preferencias de su autor, con personas afines.