...

...

...

...
No te preocupes amor lo que es verdadero nunca termina, nunca.

Habitarnos

Nos hacíamos desierto para habitarnos,
Para vaciar los temores y los desencantos;
Para olvidar antiguos amores 
Y antiguos adioses no pronunciados.

Nos hacíamos tempestad para habitarnos,
Para renunciar a rencores, a riñas,
A dolores del pasado.

Nos hacíamos mar para habitarnos,
Para sosegar miedos, razones y rezagos;
Para apaciguar los silencios apresados.

Y nos hacíamos cuerpo, soledad, palabra y pecado;
Nos hacíamos recuerdo y sensación, delirio 
Y sentimiento confesado.

Y nos hacíamos caudal para habitarnos,
Para llenar los vacíos que no llenamos,
Para obviar lo obvio, 
Para razonar lo no razonado.

Y así, nos habitábamos,
Haciéndonos desierto y tempestad,
Mar, cuerpo, soledad, palabra y pecado;
Haciéndonos caudal para llenarnos.

Y así, volviéndonos a habitar,
Nos hacíamos uno,
Nos hacíamos más, 
Nos hacíamos el amor entrelazados.

Convirtiéndonos en mar,
Para llenarnos de horizonte,
Anhelo, barca, viento, vela y faro;
Para que no muera el amor,
Para que el dolor no duela tanto.

No hay comentarios.:

Mi Perfil

Julio Carreto:

Ingeniero Civil, Maestría en Administración con especialidad en Comercialización Estratégica.
Diplomado en Mercadotecnia, Diplomado en Administración de Ventas.
Consultor Especialista en Planeación de Negocios, Planeación Estratégica y Comercialización Estratégica.
Catedrático de Maestría, Diplomado y Licenciatura

Mail to: carreto.julio@gmail.com

Ver todo mi perfil

Advertencia

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartir los gustos y las preferencias de su autor, con personas afines.